domingo, septiembre 24, 2017

Inmersión: en el amor y en el agua

¡Estoy en el Festival de Cine de San Sebastián (otra vez)! Así que ya sabéis, aquí habrá mucho de cine y poco de todo lo demás durante unos días, y probablemente no me de tiempo a contestar a vuestros comentarios hasta que termine (¡pero sí los leo!). El caso es que mirad, os traigo la peli inaugural:

Inmersión - Cartel

Inmersión (Submergence, Wim Wenders, 2017) trae a James (James McAvoy) y Danny (Alicia Vikander) como los dos miembros de una muy muy complicada relación de pareja en la que James es un agente del servicio secreto británico al que pronto su misión se le irá un pelín de las manos y Danny es una biomatemática que no pararía de hablar del mar ni aunque le fuera la vida en ello -no veáis qué chapa da, en serio-.

James McAvoy (James More) y Alicia Vikander (Danielle Flinders)

La historia empieza muy bien y se va desarrollando como un drama de aventuras construido alrededor de una historia de amor en la que los actores son estupendos -Vikander tiene un poco de pinta de profe buenorra en una peli porno, pero por lo demás está todo bastante bien traído-, los paisajes son preciosos y hasta hay trazas de un sobrio sentido del humor que aligera un poco el no saber si los dos protagonistas van o no a estirar la pata en los próximos cinco minutos de película.

Así que bien durante un buen rato.

Alicia Vikander (Danielle Flinders)

Pero luego... mmmm. No sé.

Como que empieza a hacerse todo un poco repetitivo. Te empiezas a preguntar cuánto rato llevas en la sala de cine y cuánto queda para que se resuelva esa tragedia griega que hay montada en pantalla. Y si una peli te hace preguntarte cuánto queda, mal asunto.

James McAvoy (James More) y Alicia Vikander (Danielle Flinders)

No tengo claro por qué pasa esto; puede ser porque se alarga demasiado el camino a la resolución de la situación y porque hay algunos puntos argumentales que resultan un poco confusos y no queda muy claro por qué están sucediendo, pero el caso es que se acaba haciendo pesada.

Así que bueno, la recomiendo pero sin mucho entusiasmo. Por lo visto los críticos por aquí la están poniendo a parir, pero a mí no me ha parecido tan terrible; simplemente creo que podría haber sido un peliculón si se hubiera sabido mantener la atención del espectador. Al final lo que queda es un producto que es entretenido durante su mayor parte y que presenta con inteligencia pero también desaprovecha el paralelismo entre la oscuridad del fondo del mar y la de la mente humana, volviéndose a ratos bastante incomprensible y altamente frustrante para cuando termina -ojo, que he hablado con compañeros y no tenemos nada claro cómo acaba. Así que igual me resulta frustrante a mí porque se me ha escapado algo-. Y por si sois un poco sensibles, fácil de ver tampoco es; no es que sea terriblemente gráfica, pero el trasfondo del personaje de McAvoy es el extremismo islámico y se cortan más bien poco con las salvajadas que hacen, así que hay que verla teniendo un buen día.

Wim Wenders and Celyn Jones (Thumbs) - Rueda de prensa

La rueda de prensa la han dado el autor del libro en el que se basa la cinta J.M. Ledgard, el director Wim Wenders, su protagonista femenina Alicia Vikander y el actor secundario Celyn Jones. Si os interesa, la podéis ver aquí.

6 comentarios:

  1. Entonces no sé si plantearme verla. Es yo soy muy difícil de entretener con películas y en la mayoría miro el reloj para ver cuánto queda. Sería una crítica muy dura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ver la mitad y cuando te aburras te pones a ver otra cosa :D

      Eliminar
  2. Ésta como que no me llama mucho pero me quedo atenta a tus reseñas. ¡Disfruta del festival un año más!

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha molado este trozo de tu reseña: "presenta con inteligencia pero también desaprovecha el paralelismo entre la oscuridad del fondo del mar y la de la mente humana". ¡Qué bueno!

    Opino en general igual que tú. Empieza guay y son buenos actores, pero luego, ayayayyyy se diluye.

    Muy buena la foto de Wnders y Jones, qué penilla que no esté la Vikander, que por cierto me cayó bien maja (ya sólo que se acercara a hacerse fotos dice bastante, pues como sabes las grandes estrellas pasan de hacerlo). A mí Wenders me puso una mano en la cabeza, que mira que es alto el tío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Joooonnn! Y sí que les dije que engancharan a Vikander, pero andaba por ahí haciéndose fotos (contigo, probablemente. Es todo tu culpa) y no hubo forma. Y sí que eran majos, la verdad. Los famosos majos son adorables.

      Eliminar